Cuenca Rural

Lunes, 28 de Julio de 2014
Registro
Recuperar Clave Registrarse
Usted se encuentra en: Lechería Archivo de Lechería
Búsqueda personalizada
Despejado
10°C Despejado
Buenos AiresCambiar
Elige Ciudad

Lechería

Levaduras en la alimentación de vacas lecheras al inicio de la lactancia

En el presente trabajo, se obtuvo una reducción del 18% en la duración del intervalo entre partos en las vacas que recibieron la levadura Saccharomyces cerevisiae.

La ganadería de altura venezolana ubicada, principalmente en los estados Táchira, Mérida y Trujillo, presentan sistemas de producción de leche intensivos, constituidos por la explotación de rebaños de vacas de alta producción de leche, encontrándose animales élite entre 30 y 40 litros vaca/día.

Compartir nota Compartir nota Enviar esta nota por mailEnviar nota Imprimir notaImprimir nota Agrandar el tamaño del texto Ampliar texto Disminuir el tamaño del textoDisminuir texto
Enviar la noticia por e-mail


Lunes 26.07.2010

La ganadería de altura venezolana ubicada, principalmente en los estados Táchira, Mérida y Trujillo, presentan sistemas de producción de leche intensivos, constituidos por la explotación de rebaños de vacas de alta producción de leche, encontrándose animales élite entre 30 y 40 litros vaca/día.

Estos se caracterizan por manejar programas de alimentación intensivos con forrajes de mayor calidad proteica y altas cantidades de alimento balanceado, sin considerar la relación energía:proteína y forraje:concentrado, generándose consecuencias como alteraciones metabólicas, pérdidas de peso y condición corporal, bajo rendimiento en producción de leche en la lactancia además del deficiente comportamiento reproductivo postparto.

Es por esto, que el uso de levaduras vivas Saccharomyces cerevisiae se presenta como una alternativa viable debido a que modifica el ambiente ruminal, mejorando la fermentación; promoviendo la estabilidad del rumen evitando así las variaciones de pH que interfieren en la digestión de la fibra y en el consumo de alimento, el cual tiene un efecto positivo sobre la respuesta productiva de los rumiantes.

Se han demostrado resultados con el uso de 10 g/vaca/día de Saccharomyces cerevisiae, dosis que garantiza un mínimo de 108 unidades formadoras de colonias (UFC)/g; capaz de mantener 5x108 a 10x108 UFC en el rumen con 50 litros de fluido, lo que representa por lo menos 104 UFC/ml de fluido ruminal.

Los cultivos de levaduras, Saccharomyces cerevisiae actúan estimulando el crecimiento bacteriano, principalmente las bacterias celulolíticas y las que utilizan el ácido láctico como substrato, mejorando las condiciones del ecosistema ruminal con beneficios sobre la nutrición animal, favoreciendo una pronta recuperación del balance energético negativo propio del inicio de la lactancia (Wallace y Newbold, 1993).

Para determinar el efecto del uso del Saccharomyces cerevisiae, al inicio de la lactancia, sobre la producción de leche y parámetros reproductivos en vacas lecheras se realizo un ensayo en el Municipio Campo Elías, del Edo. Mérida, en el bosque húmedo montano, a 2800 msnm con temperatura promedio de 15°C. 41 vacas Holstein, con edades comprendidas entre los 3 y 7 años, pertenecientes a un rebaño comercial, se distribuyeron al azar en dos grupos de acuerdo a la fecha de parto, al grupo experimental (GE; n=22), se le suministro diariamente y al momento del ordeño 10g de la levadura Saccharomyces cerevisiae, cepa 1026, durante los primeros 105 días de lactancia y el grupo control (GC; n=19) sin levadura.

La alimentación basal fue el pastoreo rotacional de Kikuyo (Penisetum clandestinum), el cual contenía 12,9% de proteína cruda (PC). Al momento del ordeño, a las vacas se les ofrecía alimento balanceado comercial con 21,44% de PC a razón de 3kg por cada litro de leche y mezcla mineral (100g/d).

Semanalmente se evaluó la escala de condición corporal en todas las vacas, la cual utiliza una escala del 1 al 5, donde 1 es emaciado y 5, obesa. Donde se encontró que la suplementación con Saccharomyces cerevisiae, no afectó la escala de la condición corporal al inicio de la lactancia. No obstante, se observó que las vacas suplementadas, mantuvieron la escala de condición corporal durante los primeros 30 días de lactancia e inclusive iniciaron la recuperación de la misma en el tiempo señalado (Figura 1).

La respuesta observada en las vacas del Grupo Experimental (GE), las cuales no manifestaron mayores pérdidas en la escala de condición corporal a pesar de realizar ejercicio físico por efecto del pastoreo, y asociado a la alta producción de leche por día, permite inferir que el Saccharomyces cerevisiae, al mejorar la actividad ruminal, pudiese mejorar la disponibilidad de energía de la dieta e incrementar el consumo, en consecuencia las vacas logran un mejor balance energético, lo que se evidencia con el mantenimiento de la escala de condición corporal durante el primer mes de lactancia, inclusive favorece la recuperación de la misma a partir de la cuarta semana de lactancia, ejerciendo un efecto positivo sobre el balance de energía, aspecto crítico durante este período.

La producción de leche fue mayor (P < 0,05; 165,0kg) al final del periodo de suplementación (105 DPP) y en la producción total por lactancia (P < 0,01; 1177,8Kg), en las vacas del GE que las vacas del GC. Efecto que puede ser explicado a través de la actividad benéfica sobre la función ruminal, con la consecuente respuesta animal de un mayor consumo de materia seca, mayor disponibilidad de energía, la adición de Saccharomyces cerevisiae favoreció un incremento de 1177,8 kg de leche total acumulada a los 305 días de lactancia, en las vacas del GE, lo cual equivale a 3,86 kg más de leche por día durante toda la lactancia.

Los parámetros reproductivos fueron recogiendo conforme se iba desarrollando el estudio (fecha de parto, fecha del primer estro, fecha de servicio y fecha de preñez). Con los datos referidos a las fechas (partos, estros y servicios) se calcularon los intervalos parto primer estro (IP1E), parto primer servicio (IP1S) y parto preñez (IPP). Donde se observó que la duración del IP1E, fue de 51,8±3,4 días para el GC y de 56,4±5,1 días para el GE.

El IPC, fue de 80±4 días en el GC y de 76,8±6,7 días en el GE, teniéndose que el 18,2% de las vacas de este grupo concibió antes de los 70 DPP vs. el 10,5% del GC. El 50% de las vacas del GE quedó gestante al primer servicio postparto, mientras que en el GC esto sucedió solo en el 40% de las vacas.

En el presente trabajo, se obtuvo una reducción del 18% en la duración del intervalo entre partos en las vacas que recibieron la levadura Saccharomyces cerevisiae.

En consecuencia, la aplicación de estrategias que mejoren el plano nutricional a nivel del rumen, durante el período crítico del inicio de la lactancia, ejercen efectos positivos sobre la producción de leche y el comportamiento reproductivo, permitiendo un ingreso más temprano al período de servicios y por ende garantizando intervalos entre partos menores a 13 meses.



José Rivas; Mario Rossini, FCV - UCV. Omar Colmenares, FA.- Universidad Rómulo Gallegos.
Adaptado por: Yrina Colina; Gerencia Técnica Alltech Venezuela, S.C.S. / Telf.: 0241 871 6706 / Alltech.
Trabajo que obtuvo el 3er Lugar en los Premios Alltech's Young Animal Scientist 2008.
Ingresar Comentario

Newsletter Cocina de Historias y Recuerdos

Audios

Ver Archivo de Audios Últimos audios Wap Cuenca Rural

Encuesta

¿Cree que la Industria forma parte en la decisión de la baja del precio de la leche al productor?

Ver resultados

Otras Encuestas

Búsqueda personalizada
Archivo CuencaRural Desarrollado por Osmosis
Copyright © 2008 www.cuencarural.com - Todos los derechos reservados.