Cuenca Rural

Miércoles, 23 de Abril de 2014
Registro
Recuperar Clave Registrarse
Usted se encuentra en: Higiene Ambiental Archivo de Higiene Ambiental
Búsqueda personalizada
Despejado
17°C Despejado
Buenos AiresCambiar
Elige Ciudad

Higiene Ambiental

Triquinosis: la otra enfermedad mortal transmitida por el cerdo

Triquinosis: El riesgo para la alimentación de los porcinos con desperdicios crudos de comida de restaurantes o de industrias de alimentos en basurales.

Un informe de los investigadores del Instituto de Patobiología, CICVyA-INTA revela que la trichinellosis es una enfermedad parasitaria transmisible por los alimentos. El agente causal es un nematodo filiforme perteneciente al genero Trichinella que abarca varias especies con diferente distribución geográfica.

Compartir nota Compartir nota Enviar esta nota por mailEnviar nota Imprimir notaImprimir nota Agrandar el tamaño del texto Ampliar texto Disminuir el tamaño del textoDisminuir texto
Enviar la noticia por e-mail


Miércoles 15.07.2009
El ciclo de vida de este nematodo es de tipo autoheteroxeno lo que significa que el mismo huésped alberga a las formas adultas, a las larvales iniciales y a las larvales más desarrolladas que serán infectantes para un nuevo huésped.

Las larvas infectantes habitan en las fibras de músculo estriado de los animales afectados. Cuando la carne de estos animales es consumida, la digestión estomacal libera las larvas, permitiéndoles evolucionar hasta parásitos adultos en el intestino delgado. Los nematodos adultos copulan y las hembras depositan nuevas larvas en la mucosa intestinal.

Estas se distribuyen por todo el cuerpo mediante la circulación linfática y sanguínea, pero solamente aquellas que llegan al músculo estriado pueden continuar su evolución para alcanzar capacidad infectante.

La trichinellosis afecta al hombre cuando come carne cruda o insuficientemente cocida de cerdo, presas de caza infectadas o salazones preparadas con estas materias primas.

El modo de transmisión entre animales es por predación o por consumo de carroña.

Hospedadores

Tanto las aves, como los mamíferos o los reptiles pueden ser huéspedes de Trichinella. Hasta el momento, se han hallado vertebrados infectados en todos los continentes con excepción de la Antártida. Los mamíferos son los huéspedes mas importantes para el género Trichinella, habiéndose descripto infecciones naturales en 150 especies.

El hombre es la única especie de primate que puede hallarse infectado en condiciones naturales por cualquiera de las especies del genero Trichinella, excepto por T. zimbabwensis.

De las muestras recibidas por el Centro Internacional para la Investigación de Trichinellosis, Trichinella spiralis es la especie que se halla en el 87% de las muestras de cerdos domésticos, 67% de jabalies, 88% de equinos, 79% de las ratas sinantrópicas y el 100% de los armadillos sinantrópicos. En muchas regiones del mundo, T. spiralis fue trasmitida a los animales salvajes por exposición a depósitos de basura donde se desechaban restos provenientes de cerdos faenados.

T. spiralis expandió su area de difusión a traves de la importacion pasiva en cerdos y ratas sinantrópicas afectados.

Mejoramiento y control en Argentina

Un estudio entre la FAO y el gobierno argentino revela que actualmente, la trichinellosis en humanos y en porcinos es una enfermedad endémica en Argentina, donde 8.806 casos clínicos en personas han sido oficialmente registrados entre 1990 y 2006. En porcinos se han detectado en el periodo 1999/2006, 767 focos.

En el país el gobierno nacional, controla solamente las plantas faenadoras de cerdos habilitadas en ese ámbito y al mismo tiempo cuenta con un registro de los productores con porcinos y ejecuta el programa nacional contra la trichinellosis; en tanto que los gobiernos provinciales y municipales desarrollan el control en sus respectivas jurisdicciones, bajo sus propias normas.

La faena y elaboración de productos de cerdo caseros desarrollada a nivel domiciliario no cuenta con ningún control especifico, lo que implica un riesgo real de transmisión de la enfermedad.

El diagnóstico in vivo de la enfermedad por técnicas serológicas, no se aplica a nivel masivo en establecimientos de cría o engorde. Las medidas de saneamiento de los predios con porcinos, se realizan en base al diagnóstico post-mortem efectuado en los establecimientos de faena o si se detectan casos de enfermedad en personas.

Se pretende lograr en el país un incremento de los niveles de prevención y control de la trichinellosis en Argentina, con el objeto de disminuir los casos humanos, las pérdidas ocasionadas por la enfermedad y mejorar la producción porcina, logrando una mayor seguridad para los consumidores.

Como resultados principales se mencionan:

a) Puesta a punto de la producción de antígeno SE para diagnóstico serológico de trichinellosis.

b) Puesta a punto de las técnicas de ELISA y Western Blot

c) Realización de nueve talleres teórico prácticos para profesionales y productores con una asistencia total de 753 personas. Los mismos tuvieron lugar en las provincias de Buenos Aires, Chubut, La Pampa, Córdoba, San Luis y Santiago del Estero.

d) Instalación de capacidad diagnóstica en los laboratorios de DILACOT,INTA Castelar y UNICEN.

Antecedentes

Aunque la enfermedad fue descripta en 1835 por Richard Owen, denominando al parásito Trichina spiralis, la designación taxonómica final como Trichinella spiralis, fue realizada por Raillet en 1895.

En Argentina, la primera descripción de Trichinella fue realizada por Ferrari en 1897. A partir de ese momento, la enfermedad ha sido demostrada en la mayoría de las provincias del país.

Actualmente, la trichinellosis es una enfermedad endémica en Argentina, donde 8.806 casos clínicos en personas han sido oficialmente registrados entre 1990 y 2006. En el período 1990/1999, más del 90 % se presentaron en tres provincias solamente: Buenos Aires (58.8 %), Córdoba (16.8 %) y Santa Fe (15.8 %). Las provincias de Chaco, Formosa, Misiones, Salta y T. Fuego desde el año 1995 no registran casos humanos.

Los síntomas más característicos de la trichinellosis en el hombre son temperatura alta, debilidad, dolores articulares y musculares, dolor abdominal con diarrea, edemas en la cara y párpados con picazón. Los síntomas nerviosos incluyen mareos, cefaleas y paresias. Los enfermos pueden morir por falla respiratoria, cardíaca o renal. Al no existir un tratamiento específico, la terapéutica esta dirigida a aliviar la sintomatología.

Aunque la trichinellosis es una enfermedad de denuncia obligatoria, existe consenso entre los especialistas que la información disponible subestima la cantidad de brotes de trichinellosis en el hombre, debido a distintos factores, entre los que se debe mencionar la débil sintomatología de los casos leves de la enfermedad que a menudo da lugar a fallas en el diagnóstico.

La endemicidad en el hombre se debe principalmente a las pautas culturales por las que el consumo de alimentos conteniendo carne cruda o semi-cocinada en forma de embutidos, chacinados, etc. es habitual, utilizándose para su elaboración la carne procedente de cerdos faenados y procesados en el ámbito familiar, sin inspección veterinaria ni diagnóstico apropiado para detectar la presencia de larvas de Trichinella.

En el período 1996-1999 se detectaron 306 focos de trichinellosis en cerdos, en los cuales, 1.073 animales de 10.575, resultaron positivos a Trichinella en el tejido muscular. En el periodo 1995/2005 se registraron 768 focos en porcinos. Estos resultados indican que en la Argentina la enfermedad es endémica con picos epidémicos. Cabe señalar que las provincias de Chaco, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, Mendoza, Misiones, Salta, San Juan, Tucumán, no registran focos en porcinos desde el año 1995.

Se encuentran registrados aproximadamente 47.000 predios con porcinos de los cuales el 94% son predios familiares o de subsistencia, estas pequeñas unidades de producción -a modo de emprendimientos familiares- se encuentran establecidos en las cercanías y alrededores de las ciudades. La mayor parte de ellas, tienen condiciones higiénicas y sanitarias precarias, observándose además deficiencias

nutricionales importantes que los cerdos tratan de compensar a través de la ingestión de todo lo que encuentran como alimento, incluyendo carroña, roedores, etc.


Diario de Cuyo

Comentarios Ingresados

  • 21.08.2009 - carina caceres

    yo tengo todos los sintomas y mi marido tambien y nos cuesta que me den atencion en el hospital.supongo que no saben o no reconosen la situacion.
Ingresar Comentario

Búsqueda personalizada
Archivo CuencaRural Desarrollado por Osmosis
Copyright © 2008 www.cuencarural.com - Todos los derechos reservados.