Cuenca Rural

Jueves, 24 de Abril de 2014
Registro
Recuperar Clave Registrarse
Usted se encuentra en: Granja Apicultura Archivo de Granja, Apicultura
Búsqueda personalizada
Despejado
17°C Despejado
Buenos AiresCambiar
Elige Ciudad

Granja | Apicultura

Colmenas con doble reina

Colmenas con doble reina.

Lo primero que pensamos los apicultores cuando nos hablan de "doble reina", es en esas colmenas tipo torre, con dos rejillas, un montón de alzas, manejo complicado, etc. etc. que vemos en algún libro o revista. Muy alejado de eso es la técnica que quiero describir y que busca el objetivo de lograr el máximo de pecoreadoras en el momento oportuno de la mielada.

Compartir nota Compartir nota Enviar esta nota por mailEnviar nota Imprimir notaImprimir nota Agrandar el tamaño del texto Ampliar texto Disminuir el tamaño del textoDisminuir texto
Enviar la noticia por e-mail


Jueves 10.06.2010Lo primero que pensamos los apicultores cuando nos hablan de "doble reina", es en esas colmenas tipo torre, con dos rejillas, un montón de alzas, manejo complicado, etc. etc. que vemos en algún libro o revista.

Muy alejado de eso es la técnica que quiero describir y que busca el objetivo de lograr el máximo de pecoreadoras en el momento oportuno de la mielada.

Tres ideas básicas

Para empezar, recordemos tres ideas muy estudiadas y probadas científica y prácticamente:

1) La reina responde con postura al aporte de néctar y polen que hacen las pecoreadoras. Es decir que a mayor entrada, o estímulo, mayor postura.

2) Esa postura se transforma en pecoreadoras unos 40 días después: 22 días hasta el nacimiento de la abeja y unos 18 días hasta que sale a pecorear al campo.

3) A mayor población mayor eficiencia de recolección: FARRAR demostró que cuando una colmena de 30.000 abejas produce 2,7 kg. de miel, una de 60.000 produce 6,1 kg.; es decir, con el doble de abejas produce mucho más del doble de miel ; en otras palabras, es preferible una colmena de 60.000 abejas y no dos de 30.000.

Todos los apicultores lo hemos visto en nuestras colmenas. Recordemos además que una colmena chica tiene proporcionalmente más nodrizas que una grande, ya que si las dos tienen reinas buenas, la postura diaria es casi la misma, por lo que la cantidad de nodrizas necesarias en una y otra también es casi la misma y el resto de las abejas (muchas más en la colmena grande), se convierten en pecoreadoras. Si reflexionamos sobre esas tres ideas, sus consecuencias son:

  • La población óptima de la colmena llega tarde al flujo principal de néctar, ya que a éste llega la postura, pero esa postura convertida en pecoreadoras sale al campo recién unos 40 días después. Es decir, el máximo de pecoreadoras no coincide con el máximo de entrada. Acotemos que esto puede no ser así en algunas zonas en que la primavera haga un aporte importante y sostenido de néctar y polen.
  • Cuanto más pobladas tengamos las colmenas en la cosecha más cosecharemos.

Es aquí donde aparecen los manejos del apicultor para lograr ese pico de población coincidiendo con el pico de entrada de néctar. Esos manejos, que significan siempre un costo adicional y trabajo extra, pueden ser el "secuestro de la reina", las colmenas con dos reinas, el bloqueo de la cámara de cría, etc.

En los libros de Norberto García Girou y en el de Jean Prost "Apicultura" se detallan con datos muy precisos algunos de estos manejos.

Práctica del manejo con dos reinas

Lo que vamos a contar no significa, de ninguna manera, tener dos reinas permanentemente en la colmena. Podemos resumirla diciendo que hay dos reinas poniendo (fabricando pecoreadoras) cada cual en su cámara de cría en la primavera; pero una sola en la temporada gracias a que se fusionan esas dos cámaras.

Los pasos a seguir son:

  • Dividir la colmena en una época propicia o en su defecto hacer núcleos. Quienes tienen a mano una zona de monte apta para núcleos tempranos la pueden aprovechar. Si se tiene en claro el manejo de núcleos tardíos para invernarlos, puede ser una alternativa válida, ya que los núcleos tempranos en una zona de clima templado no parecen ser una opción para este manejo. Cada división tendrá su cámara de cría (división horizontal) o una estará sobre la otra separadas ambas por una entretapa ciega de chapadur o similar con piqueras independientes en direcciones distintas (división vertical).
  • Hacer crecer esas divisiones o núcleos al máximo en la primavera. Para ello utilizar el "poncho" , la alimentación de estímulo, el control sanitario y el uso adecuado de sustitutos de polen si este no está disponible en el campo, o el uso de algún polivitamínico adecuado.
  • 15 ó 20 días antes del flujo principal de néctar (para ésto debemos seguir los consejos que dicen que hay que conocer la curva de floración de nuestra zona), fusionamos las divisiones o la colmena con uno o más núcleos por medio de la técnica del papel de diario que es rápida y efectiva. En ese momento eliminamos la reina más vieja o que peor postura tenga. Hay una variante que es dejar que las abejas la eliminen ellas, con lo que nos ahorramos el trabajo de buscarla en un momento de la temporada en el que el tiempo no nos sobra.

De cualquier manera no es necesario matarla, si es una reina buena se puede destinar al cambio de reina de otra colmena, un núcleo, etc.

Una vez concluido este trabajo hemos logrado una población muy fuerte de la colmena y podemos hacer una síntesis de los beneficios del sistema:

  • Aumentamos la población de la colmena y con ello la eficiencia de cosecha. Las nodrizas que sobran, (digamos las que atendían la cría de la reina eliminada), se convierten en pecoreadoras. Tendemos así a unificar la curva de población de pecoreadoras con la curva de aporte de néctar del campo.
  • Disminuimos el consumo interno de la colmena ya que al quedar una sola reina poniendo, el consumo de la cría es menor que cuando teníamos dos reinas.
  • Obtenemos un cambio de reina anual, ya que si la división la hacemos con una reina o celda real, esta reina nueva seguramente será la que quede luego de la fusión.

Una reflexión final: Cuando tenemos las dos reinas en la primavera, la tentación de dejarlas para "tener más colmenas" es grande, pero repitamos : dos colmenas de 30.000 abejas dan menos que una de 60.000. No hay dudas de que es preferible una de 60.000 o más abejas en la colmena.

Hay, asimismo, trabajo extra que hay que estar dispuesto a hacer y si la división es vertical el costo extra en material es casi nulo, no así el de alimentación, sanidad, mano de obra y viajes.

Nos queda ahora, si nos interesa el tema, hacer una prueba del sistema con un método racional, que no nos engañe; en un mismo colmenar podemos poner colmenas manejadas tradicionalmente y algunas con este método. La diferencia va a estar a la vista.

Jorge Cordero
CASBAS BA

Comentarios Ingresados

  • 19.06.2010 - ruben martinez

    señor cordero, mi pregunta es si en la floracion de colza, es mejor dividir o nuclear la colmena para hacer este trabajo??. dado que la colza termina de florecer a fines de octubre y hasta mediados de diciembre no hay floracion.

    martinezruben342@yahoo.com.ar
Ingresar Comentario

Búsqueda personalizada
Archivo CuencaRural Desarrollado por Osmosis
Copyright © 2008 www.cuencarural.com - Todos los derechos reservados.