Cuenca Rural

Miércoles, 23 de Julio de 2014
Registro
Recuperar Clave Registrarse
Usted se encuentra en: Ganadería Bovinos Archivo de Ganadería, Bovinos
Búsqueda personalizada
Parcialmente Nublado
10°C Parcialmente Nublado
Buenos AiresCambiar
Elige Ciudad

Ganadería | Bovinos

Determinación de la prevalencia de anemia en terneros en un sistema de cría artificial

El estudio del proceso anémico en terneros ha sido referido por diferentes investigadores.

Con el objetivo de determinar la prevalencia de anemia en terneros en explotación intensiva, fueron estudiados 7826 animales a los que se les extrajo sangre para determinar los niveles de hemoglobina, hematocrito (VGA) y número de eritrocitos, aplicación de las constantes corpusculares de Wintrobe y a un grupo de 120 terneros anémicos y no anémicos les fueron determinados las proteínas plasmáticas, hierro y cobre séricos.

Compartir nota Compartir nota Enviar esta nota por mailEnviar nota Imprimir notaImprimir nota Agrandar el tamaño del texto Ampliar texto Disminuir el tamaño del textoDisminuir texto
Enviar la noticia por e-mail


Miércoles 17.03.2010Resumen

Con el objetivo de determinar la prevalencia de anemia en terneros en explotación intensiva, fueron estudiados 7826 animales a los que se les extrajo sangre para determinar los niveles de hemoglobina, hematocrito (VGA) y número de eritrocitos, aplicación de las constantes corpusculares de Wintrobe y a un grupo de 120 terneros anémicos y no anémicos les fueron determinados las proteínas plasmáticas, hierro y cobre séricos, resultados que pusieron de manifiesto una prevalencia instantánea de anemia del 27.2 % predominando el tipo morfológico microcítica hipocrómica afectando hasta un 35 % al ternero lactante correspondiéndose las más altas presentaciones entre los meses de marzo y abril (final del periodo seco) y menores en julio y agosto (periodo lluvioso), predominando la disminución del hierro sérico en estos animales sin que existieran diferencias entre los terneros de la raza Holstein y sus cruces con el Cebú ni entre sexo.

Palabras claves: Terneros, anemia, prevalecía.

Introducción

Es reconocido la importancia del estudio de la serie roja para lograr rebaños sanos y productivos (8), postulándose que los animales anémicos reducen la aptitud para el ejercicio y por consiguiente son menos competitivos por el alimento (5), esto hace que disminuyan considerablemente los rendimientos productivos y pierden peso, por lo que estos animales sufren desajustes en su fisiologismo (25; 16), lo que los condicionan a una disminución de sus mecanismos de resistencia (17; 124).

El estudio del proceso anémico en terneros ha sido referido por diferentes investigadores (6; 13; 29, 23), donde se ha demostrado los niveles de afectación y el ensayo de algunos medicamentos para su tratamiento, sin embargo es necesario conocer los índices de presentación de la anemia en el ternero, su tipificación morfológica y los minerales implicados en su aparición.

El objetivo del trabajo es determinar la incidencia del Síndrome anémico del ternero el tipo morfológico predominante y la implicación del hierro y el cobre en el mismo. Materiales y métodos En cuatro empresas ganaderas, fueron estudiados durante tres años 7826 terneros en vaquerías y crías artificiales, 3500 pertenecían a la raza Holstein y el resto al cruce Holstein x Cebú (5/8-3/8 y 3/4 - 1/4), con edades desde recién nacidos hasta los 6 meses, representando el 15 % de la masa de terneros existentes durante los tres años de estudio de la población (tabla 1 y 2). Se consideró como valores normales de la serie roja los siguientes:

Edad (días)
Hto I/L X + SD
Hb g/L X + SD
Erit 10(12)/L X + SD
VGM HGM CMHG 
 0-10 0.36 + 0.05A
 139 + 15A

 6.2 + 0.7A

57 + 4
22 + 2
38 + 2
11-30
0.30 + 0.06B
102 + 19B
5.7 + 0.8B
53+3
18+1
34+3
31 - 70
0.30 + 0.05B
102 + 19B
5.3 + 0.9B
57 + 4
19 + 1
34 + 3
71-90
0.31 + 0.04B
108 + 18B
5.5 + 0.6B
56 + 3
19 + 1
34 + 3
91-120
0.33 + 0.05B
118 + 13AB
5.4 + 0.5B
 60 + 3
 22 + 1
 35 + 2
 121 - 150
 0.32 + 0.05B
 115 + 16AB 5.8 + 0.6AB
 55 + 3
 20 + 1
 35+ 2
 151-180 0.30 + 0.03B
 106 + 18B
 5.4 + 0.6B
 55 + 4
 19 + 1
 35 + 2

Para la clasificación de los animales anémicos fueron considerados los siguientes:

 Edad (días)
 Hto I/L
 Hb. g/L
 Erit 10/L
 -10 28 100 5.0
 + 11
 26 75 4.2

Tabla 1- Distribución promedio mensual del numero de

Mes
Cantidad
%
Mes
Cantidad
%
Enero
464
5.93
Julio
733
9.36
Febrero
633
8.09
Agosto
721
9.22
Marzo
602
7.68
Septiembre
551
7.04
Abril
542
6.93
Octubre
880
11.25
Mayo
746
9.53
Noviembre
679
868
Junio
642
8.21
Diciembre
632
8.00
  Total 7826 100.0

Tabla 2.- Distribución de los terneros de acuerdo a su edad

 Edad en días
 Cantidad % Edad en días
 Cantidad %
 0-10 1326 16.971-90 520 6.6
 11-20 966 12.3 91-150 1290 16.5
 21-30 916 11.7 121-150 358 4.6
 31-70 1686 21.5 151-180 764 9.7
  Total 7826 100

 

A cada a animal se le extrajo sangre por una sola vez por venopunsión de la yugular (14) y se les determinaron los siguientes componentes: Conteos celulares (eritrocitos), niveles de hemoglobina (Contador electrónico de partículas Sysmex mod. CC-130 según normas de manejo del fabricante. El hematocrito se realizó en capilares en una centrífuga Jouan. Para la clasificación morfológica de las anemias se aplicaron las constantes corpusculares de Wintrobe.

A 120 terneros lactantes anémicos y 120 no anémicos (de 0-10 hasta 70 días de edad) se realizaron estudios de los niveles de proteínas totales, hierro y cobre séricos por Espectrofotometría de absorción atómica en equipo PYE UNICAM 9100X (20). Se caracterizó al ternero lactante en cunas (desde el nacimiento hasta los 30 días de edad), alimentación básica leche, heno y concentrado, lactante en naves (desde los 30 hasta los 70 días de edad), alimentación igual a la anterior agregándole el pastoreo y terneros no lactantes (desde los 70 días hasta los 6 meses de edad), alimentación a base de heno, pastos, forrajes y concentrado.

Los terneros al nacer, permanecían con sus madres por 3 días, garantizándose la toma de calostro. El suministro de leche fue de 4 litros diarios, hasta los 30 días de edad, a partir de los 30 días de edad se disminuye a 2 litros y a los 70 días de edad, se suprime la alimentación láctea. A partir de los 15 días de edad, se garantizó el heno, aumentando progresivamente su oferta durante todo el período de tiempo de la categoría, hasta 3 Kg/día, predominando el heno de Pangola (Cynodon dactilum) y Pasto Estrella (Cynodum nlemfluensis).

El concentrado se ofreció a partir de los 21 días de edad, aumentando progresivamente la oferta hasta 1 Kg./ día, durante la etapa de lactante y 2 kg./ día hasta los 6 meses de edad. El acceso al agua fue ad libitum durante todo el tiempo. El forraje se ofreció a partir de los 70 días hasta los 6 meses de edad de los terneros, durante su estancia en naves, alcanzando hasta 5 Kg. promedio diarios predominando la Pangola y el Pasto Estrella.

Los terneros nacieron en sus respectivas vaquerías, permaneciendo con la madre durante tres días, a partir de los cuales pasaban a la recría artificial en cunas individuales y toma de leche en recipientes apropiados. A los 30 días fueron trasladados a naves donde no existían cuneros.

Los terneros tenían acceso al pasto en horas de la mañana y tarde., el movimiento posterior se realiza de acuerdo al número de naves de la unidad y su régimen de rotación. Todos los animales estuvieron sujetos al sistema de control y prevención de enfermedades. Fueron determinados los estadígrafos simples y el test de comparación de proporciones para la determinación de diferencias entre raza y cruce y entre terneros hembras y machos.

Resultados y discusión

La comparación estadística en la población general no reflejó diferencias entre los terneros dados por el sexo y la raza Holstein y sus cruces con el Cebú para los diferentes componentes de la serie roja, trabajándose todos los animales como un solo grupo. Exponiéndose la distribución de los valores de la serie roja encontrados en la Figura 1.

Figura 1 Distribución de los valores de la serie roja Se detectó un desplazamiento de la curva de distribución de la serie roja hacia la izquierda, lo que consideramos se deba a la incidencia de terneros anémicos en la población estudiada.



Las correlaciones establecidas entre hemoglobina, hematocrito y los eritrocitos fueron altas (r=0.825, r= 0.764 y r= 0.739 respectivamente), y significativas (p< 0.05). La incidencia entre años no presentó diferencias estadísticas por lo que los resultados se analizaron como una población única. El análisis de los resultados mostró un 27.2 % de incidencia de los procesos anémicos con relación al total de animales investigados.

Figura 2. Incidencia y tipo morfológico del síndrome anémico en terneros.

Estadísticamente se presentó una alta correlación (r=0.92), significativa (p< 0.05) entre la clasificación de los procesos anémicos por componentes independientes, (hemoglobina, hematocrito o número de eritrocitos) y entre estos y los valores reflejados en las constantes corpusculares (volumen corpuscular medio, hemoglobina corpuscular media, y concentración media de hemoglobina corpuscular).

Estos resultados demuestran la posibilidad de realizar el diagnóstico de la anemia por cualquiera de los componentes estudiados. Los índices de presentación del Síndrome anémico alcanzó cifras realmente altas 27.2 %), con mayor afectación en los terneros lactantes, hasta los 70 días de edad al compararlos con la incidencia en los restantes grupos etáreos (Figura 2) La distribución mensual de estos resultados reflejaron diferencias entre meses (p< 0.05), presentándose los mayores índices en los meses de marzo - abril y los menores en julio y agosto, como se refleja en la Figura 3.

Figura 3. Distribución mensual del índice de anemia en terneros.

Al analizar los valores de la población investigada se encontró en la hemoglobina y hematocrito correspondencia con el límite mínimo de los valores normales planteados por otros autores (28; 3), y en nuestro medio se corresponden con lo reportado por Rodríguez (26) y Abad y col. (1) por lo que suponemos que estos autores incluyen animales anémicos en sus resultados. El hallazgo del 27.2 % de anemia en nuestros terneros permiten inferir que de manera directa esto influye para que los valores medios de la serie roja sean bajos. Reportándose por otros autores cifras que van desde el 15 al 30 % de presentación de anemias (19; 15; 4) y aun mayores en animales desnutridos (22).

La incidencia de los procesos anémicos fue mayor en los meses de marzo y abril y menor en julio y agosto. Aunque no se realizaron correlaciones entre las variables climáticas y los valores hemáticos encontrados, existe una correspondencia para las mayores presentaciones de anemias en los meses que caracterizan el final de la época de sequía, lo que influye notablemente en la alimentación de la vaca con la aparición de trastornos carenciales que pueden afectar al feto en desarrollo y predisponer a la aparición de anemia en el ternero neonato.

En cuanto a la presentación de la anemia por grupos etarios (Figura 2.), nos hace suponer varias cuestiones: La aparición de anemias en el ternero recién nacido tiene como causa directa problemas carenciales en la vaca (27; 7; 29), esto pudiera ser la explicación de los altos índices de anemias encontrados (40.84%). El aumento posterior de los procesos anémicos, desde los 30 días de edad hasta los 70 días (destete) puede estar influenciado por el tipo de alimentación (láctea) y manejo del ternero, tomando en consideración la pobre concentración de hierro de la leche (12, 10), además la presencia de patologías relacionadas con la edad (18).

Posterior al destete y hasta los 6 meses de edad pensamos que un papel importante lo juegue el poliparasitismo gastrointestinal (11), los que se han reportado capaces de provocar anemia por la pérdida de sangre constante que ocasionan (2). La clasificación morfológica de las anemias pusieron de manifiesto los mayores porcentajes en el tipo microcítica hipocrómica, siguiendo la normocítica hipocrómica.

Consideramos que esta última sea expresión de la resolución de procesos anémicos anteriores, pues es reconocido que la resolución de la anemia microcítica comienza con la normalización del tamaño del eritrocito antes de normalizar la síntesis de hemoglobina (4).

Los valores de los minerales estudiados (tabla 3) demostraron la correspondencia de los valores bajos de la serie roja, disminución VCM, la HCM y la CMHC asociados a una disminución de los valores de hierro sérico en los terneros lactantes anémicos, lo que puso de manifiesto y caracterizó la anemia microcítica hipocrómica por déficit de hierro, además de la no implicación del cobre en el proceso (9).

En las proteínas no se encontraron variaciones entre los terneros anémicos y no anémicos, coincidiendo con los valores reportados en nuestro medio (21). Tabla 3.- Valores Hemáticos en terneros anémicos y sanos. Se demostró alta incidencia de anemia en los terneros investigados (27.2 %), afectándose en mayor grado los terneros lactantes, predominando el tipo de anemia microcítica hipocrómica. Se reflejó una disminución del hierro sérico en los terneros lactantes anémicos.


Figueredo, J.M; Abeledo, Ma., Antonia; Vega, E.

Grupo Clínica Reproducción. Dir. Salud y Producción Animal Centro Nacional de Sanidad Agropecuaria (CENSA) e-mail: mross@censa.edu.cu

Comentarios Ingresados

  • 26.03.2010 - matinrivas

    muy bien estudio
Ingresar Comentario

Búsqueda personalizada
Archivo CuencaRural Desarrollado por Osmosis
Copyright © 2008 www.cuencarural.com - Todos los derechos reservados.