Cuenca Rural

Viernes, 01 de Agosto de 2014
Registro
Recuperar Clave Registrarse
Usted se encuentra en: Agricultura Archivo de Agricultura
Búsqueda personalizada
Nublado
17°C Nublado
Buenos AiresCambiar
Elige Ciudad

Agricultura

La importancia de entender el glifosato para mejorar su performance

El glifosato y los cultivos Roundup Ready son muy populares debido a que proporcionan un muy amplio espectro de control de malezas con un mínimo riesgo hacia el cultivo. Pero en ocasiones los productores experimentan un pobre control de malezas debido a factores como el clima y las calidades de aplicación. Esta nota detalla los factores que afectan la performance del glifosato y ofrece estrategias de manejo que minimicen las fluctuaciones en su efectividad.

Compartir nota Compartir nota Enviar esta nota por mailEnviar nota Imprimir notaImprimir nota Agrandar el tamaño del texto Ampliar texto Disminuir el tamaño del textoDisminuir texto
Enviar la noticia por e-mail


Jueves 20.01.2011Formulación del producto

Si se mira en el marbete del producto, se encontrará el ingrediente activo. Por ejemplo, en el Roundup Ultra el ingrediente activo está inscripto como "Glifosato, N-(fosfonometil) glicina", como sal isopropilamina. Glifosato es el nombre común del ingrediente activo, y el resto de la información describe a la estructura química del producto.

Independientemente del producto, el ingrediente activo que mata la maleza es el mismo (glifosato). Los distintos productos de glifosato varían solamente en la sal y la propiedad de los productos incluidos en la formulación.

Los diferentes fabricantes añaden estos productos para hacer más conveniente el manejo, tener un adecuado mezclado con otros productos químicos o facilitar el movimiento del ingrediente activo dentro de las plantas.

Las diferencias en las performances de las distintas marcas de glifosato están dadas por la cantidad y tipo de los componentes inertes incluidos en la formulación. Los fabricantes no están obligados a revelar estos componentes y en los marbetes están inscriptos como productos inertes.

Componentes básicos de un producto.
Todos los productos de glifosato están compuestos por tres partes: el ácido madre, la sal y los componentes inertes.

Ácido madre = ingrediente activo que control a las malezas.

Sal = sirve para estabilizar el producto, hacer seguro su manejo y permite mezclar bien con otros productos.

Componentes inertes = surfactantes, antiespumantes y otros compuestos. Éstos están anotados como compuestos inertes y es necesario brindar información sobre los mismos.

Su función es favorecer la penetración foliar del glifosato y hacer el producto más manuable para el productor.

La mayoría de los nuevos productos disponibles en el mercado contiene una sal diferente o una concertación mayor de sales respecto del producto Roundup original.

Cada uno de los productos en sus marbetes anota la concentración del equivalente ácido (ea) por litro.

La formulación de equivalente ácido (ea) es justamente una forma de medir la cantidad de ácido madre, componente que controla a las malezas.

Muchos de los marbetes incluyen la cantidad de ingrediente activo (ia) que incluye ambos, el glifosato y la sal presente en la formulación.

No se debe usar el ingrediente activo para comparar diferentes glifosatos que contienen sales distintas en su formulación.

Cuando comparamos la performance y el costo de diferentes productos, hay que hacerlo sobre la base del equivalente ácido, no por cantidad de producto o por el costo por litro.

La siguiente fórmula sirve para comparar diferentes productos de glifosato.
Costo por kg de glifosato = Precio por litro ($) / kg de equivalente ácido (ea) por litro.

Las diferencias en los distintos glifosatos radica en la cantidad de surfactantes y la concentración de equivalente ácido que contienen. El surfactante favorece el movimiento del herbicida desde la superficie de la hoja hacia adentro de los tejidos de la misma. A pesar de que las mezclas y la cantidad de surfactante varía de acuerdo con las marcas, no se han encontrado diferencias significativas en las performances de los productos analizados (tabla 2).

Tamaño y tipo de malezas

Cuando el glifosato falla en el control de la maleza, generalmente el tamaño y una dosis inadecuada son las causas más frecuentes.

Las diferentes especies tienen diferente sensibilidad al glifosato.

Generalmente a mayor tamaño de la maleza, mayor dosis de herbicida requiere para su control. Por ejemplo, para controlar Amaranthus rudis se necesita cerca del doble de dosis de Roundup Weather Max cuando se lo aplica en post emergencia tardía respecto de la aplicación temprana (tabla 3).

Para resumir, en la dosis a aplicar se debe tener en cuenta tanto la especie como el tamaño de la maleza en el área a aplicar.

Ciertas malezas como el Cyperus esculentus, Polygonum convolvulus y Commelina sp son naturalmente tolerantes al glifosato.

Un control aceptable de estas malezas es muy difícil aunque se aplique a tiempo y con elevadas dosis. Incluir herbicidas alternativos en el plan de control de malezas ayuda a tener un efectivo control sobre las malezas tolerantes al glifosato.

Aditivos en el caldo de pulverización

La mayoría de las marcas de glifosato recomienda la adición de sulfato de amonio, pero en cuanto a los surfactantes las recomendaciones varían mucho.

Esto se debe a que la cantidad y variedad de surfactantes incluidos en los productos originales en muy grande. Lo importante es seguir las instrucciones del fabricante para optimizar las performances. Los estudios muestran muy poco beneficio al agregado de aditivos a productos que ya vienen en su fórmula full desde la fabrica.
Los fabricantes de surfactantes y aditivos de pulverización no tienen la obligación de proveer información sobre los ingredientes activos de su producto.

Por eso es muy difícil comparar la gran cantidad de productos existentes para encontrar uno óptimo.

El riesgo de obtener una mala aplicación se minimiza con el uso de aditivos que poseen un gran porcentaje de principio activo (generalmente más del 80%), evitando productos que hacen publicidades irreales y comprando aditivos en el mismo lugar donde se compró el herbicida.

Calidad del agua

Los productos de glifosato son formulados para ser mezclados con agua y así facilitar su aplicación. Frecuentemente esa agua contiene grandes cantidades de sales disueltas. Mientras más dura el agua, mayor es el contenido de sales.

Estas sales disueltas en el agua pueden reducir drásticamente la efectividad del producto, especialmente las sales de calcio y de magnesio. Estas sales tienen cargas positivas y pueden asociarse con las negativas del glifosato, desplazando al isopropileno u otra sal usada en la formulación del producto. Las plantas absorben menos glifosato cuando está asociado a sales como magnesio y calcio, reduciendo su actividad.

Aunque las recomendaciones específicas varían, la mayoría de los productos recomienda la adición de sulfato de amonio. La función del sulfato de amonio es bastante diferente a la de los surfactantes monoiónicos.

Los surfactantes se activan principalmente en la superficie de la hoja y mejoran la absorción del herbicida en la planta. Por otro lado, el sulfato de amonio se activa principalmente en el tanque de la pulverizadora, donde la fusión de sales antagonistas interactúen con el glifosato. El sulfato de amonio debe ser siempre incluido en el caldo de pulverización para prevenir la formación de complejos inactivos entre el glifosato y sales antagónicas.

Hay muchos productos en el mercado como alternativas del sulfato de amonio que reducen el efecto de las sales antagónicas de las aguas duras. A pesar de que estos productos parecen más convenientes que el sulfato de amonio, muchos estudios demuestran que son menos efectivos.

Volumen de pulverización

Las recomendaciones en los marbetes para cantidad de líquido en la pulverización varían mucho según el producto a utilizar.

Por ejemplo, el Roundup Weather Max recomienda usar entre 50 y 190 litros por hectárea, y el Touchdown Hi-Tech, entre 30 y 350 litros de volumen de caldo por hectárea.

Mucho estudios demuestran que el glifosato actúa mejor cuando se lo aplica junto con volúmenes menores a 100 litros por hectáreas, que con 200 o más litros/hectárea.

Hay dos factores principales que influyen sobre eso. El primero es que al aumentar la cantidad de caldo incrementa proporcionalmente la cantidad de sales antagonistas en el agua. Por lo tanto, el potencial para inactivar el glifosato con sales de calcio o de magnesio aumenta de acuerdo con la cantidad de caldo. El segundo factor es de simple efecto de dilución.

A medida que el volumen a aplicar aumenta, la relación agua-glifosato sigue aumentando. La reducción de ambos componentes, glifosato y surfactante, en la solución puede disminuir la performance en ciertas circunstancias.

Muchos factores se deben tener en cuenta al momento de elegir el volumen de caldo a aplicar. A medida que el caldo de aplicación disminuye, puede aumentar el riesgo de sufrir deriva o insuficiente cobertura de aplicación.

En aplicaciones con menos de 100 litros por hectárea, para lograr una cobertura uniforme se logra a través de gotas de menos tamaño, las cuales incrementan la probabilidad de sufrir los efectos de la deriva.

A medida que se reduce el volumen de aplicación, la variabilidad en el tamaño de las gotas aumenta, y con ellos la posibilidad de que las plantas no reciban la cantidad de herbicida necesario para controlarlas. La variabilidad también aumenta cuando se incrementa la densidad de la canopia de la maleza. Para la mayoría de las situaciones agronómicas, volúmenes de aplicación de ente 100 y 150 litros por hectárea minimizan la posibilidad de sufrir efectos negativos, al mismo tiempo que permiten una buena cobertura de malezas tanto en cultivos de maíz como de soja. Volúmenes mayores (150 a 200 l/ha) pueden ser beneficiosos en situaciones donde hay alta infestación de malezas, canopeo del cultivo bien desarrollado o malezas de gran tamaño.

Tipos de picos aplicadores

Muchos nuevos diseños de picos han sido introducidos al mercado, y permiten reducir la cantidad de gotas susceptibles a deriva. Mientras que estos picos pueden reducir la uniformidad de aplicación, la movilidad del glifosato dentro de las plantas reduce la importancia de la cobertura respecto de otros herbicidas.

Por lo tanto, la elección del pico debe estar basado más en el tamaño de la gota para evitar deriva que para optimizar la cobertura.

Ambiente

Las plantas están continuamente respondiendo a situaciones que les generan estrés (sequía, calor, frío).

Por ejemplo, en tiempo de sequía o calor extremo, conservan la humedad haciendo cambios tanto en la composición, como en el grosor de la cutícula en la superficie de la hoja. Estos cambios influencian la absorción y performance del herbicida.

La mayoría de los marbetes contiene muy poca información de los efectos de las condiciones ambientales. El marbete del Touchdown Hi Tech menciona que requiere tejidos verdes en activo crecimiento para su correcto funcionamiento. La mayor parte de las estaciones de crecimiento contiene muy cortos períodos en los cuales por la temperatura extrema o por razones de humedad se detiene el crecimiento.

Las aplicaciones de herbicidas hechas en este período suelen ser inefectivas.

Manejar las fluctuaciones climáticas para lograr eficientes aplicaciones de herbicidas es uno de los más grandes desafíos. Muchos han intentado desarrollar sin éxito alguna herramienta que ayude a determinar la dosis óptima de herbicida o la cantidad justa de aditivos para las condiciones ambientales reinantes.

Incrementar la dosis de glifosato puede ayudar a sortear condiciones adversas antes o después de la aplicación. Posponer la aplicación es otra alternativa válida, siempre y cuando tanto el tamaño del cultivo como el tamaño de las malezas lo permitan.

Hora del día

Luego de la aparición de las nuevas sojas RR, empezaron a encontrarse problemas con las aplicaciones realizadas durante la tardecita.

Posteriores estudios demostraron que la actividad del glifosato puede disminuir cuando las aplicaciones son en la mañana temprano o entrada la tarde.

En ciertas especies esto se debe principalmente a que las hojas de las malezas realizan movimientos en sus hojas.

Por ejemplo las hojas de Ipomea purpurea y de muchas otras malezas cuelgan verticalmente después de la puesta del sol, y durante el día se colocan paralelas a la superficie del suelo.

Esos tipos de cambios en la orientación de las hojas puede influenciar en la cantidad de herbicida que puede llegar a impactar, no llegando a captar la cantidad necesaria para matar las malezas.

Estos efectos en aplicaciones tempranas o tardías en el día suelen ser más marcados cuando se quiere controlar malezas resistentes a glifosato o se usan dosis marginales del producto.

El problema del horario de aplicación puede ser superado aumentando la dosis a aplicar; sin embargo, no hay recomendaciones respecto de cuándo aumentará la dosis ni en qué situación. Si hay marcadas diferencias en el tamaño de las malezas dentro del mismo lote, hay que tratar de organizar para aplicar durante las horas críticas primero en los lugares donde las malezas son más pequeñas y luego en el resto.

Lluvia

Para que el glifosato sea efectivo debe penetrar la cutícula de la hoja. A pesar de que el herbicida se absorbe relativamente rápido, una lluvia posterior a la aplicación puede llegar a lavar el producto de la hoja antes de que tenga la chance de penetrar a la hoja. El período libre de lluvia necesario después de cada aplicación depende mucho del tipo de maleza y la dosis de glifosato.

Malezas pequeñas y sensibles al producto requerirán menor tiempo que aquellas que son más grandes o algo tolerantes. Un período mínimo de 30 minutos sería adecuado bajo condiciones ideales de aplicación. Sin embargo, cuando queremos controlar malezas de mayor tamaño, se requieren varias horas para que no haya reducción de la actividad del glifosato. La resistencia a la lluvia entre diferentes glifosatos es realmente insignificante. Además, añadiendo más surfactantes no se obtienen beneficios respecto de este problema.

Rocío

Hay muchos puntos de vista entre los productores en cuanto a la influencia del rocío en las aplicaciones.

Algunos dicen que ven los mejores efectos cuando una muy fina capa de rocío está depositada sobre las hojas. Otros creen que realmente ejerce un efecto perjudicial. Un estudio reciente reveló que sólo se producen efectos negativos cuando hay una gran cantidad de rocío juntamente con aplicaciones de mucho caudal, mayores a 350 litros por hectárea.

Esto produce un efecto que cuando impacta la gota del caldo de aplicación activa un escurrimiento de la hoja.

Polvo y huellas de neumáticos

En aplicaciones con glifosato es muy común encontrar escape de malezas donde han transitado los neumáticos de la pulverizadora. Esas fallas suelen deberse al daño mecánico que producen los neumáticos sobre las malezas o al polvo que levantan éstas e interceptan el producto. El glifosato es muy susceptible a las partículas de suelo. Por lo tanto, cada partícula de glifosato que entre en contacto con partículas de suelo será inactivada.

Se ha tratado de solucionar estos problemas de varias maneras (montando barrales especiales con picos extras por delante y por detrás de los neumáticos), pero todos fueron inútiles. La única solución es la aplicación del producto en tiempo con las malezas pequeñas.

Resumen

La efectividad del glifosato se ve afectada por muchos factores, y los aplicadores tienen muy poco o nulo control sobre los mismos. La primera causa en la falla de aplicación es el tamaño con que se aplica a las malezas, que impide su buen control. La aplicación a tiempo y el uso de las dosis adecuadas reduce notablemente los factores externos que pueden afectar al producto y su calidad de aplicación.

Autores: Bob Hartzler (Universidad Estatal de Iowa); Chris Boerboom (Universidad de
Wisconsin); Glen Nice (Universidad Purdue); Peter Sikkema (Universidad de Guelph)
Fuente: Traducción de la publicación de extensión sobre control de malezas con glifosato.



20º Viaje de Capacitación INTA-Coovaeco
EE.UU. 2010
Ingresar Comentario

Búsqueda personalizada
Archivo CuencaRural Desarrollado por Osmosis
Copyright © 2008 www.cuencarural.com - Todos los derechos reservados.